"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca".
Jorge Luis Borges

lunes, 27 de marzo de 2017

Día Mundial del Teatro



El 27 de marzo se celebra el Día Mundial del Teatro y este año, la actriz francesa Isabelle Huppert ha sido la encargada de escribir un bonito discurso:

http://www.redescena.net/noticia/6158/mensaje-del-dia-mundial-del-teatro-2017-por-isabelle-huppert/

Con motivo de esta celebración rtve durante la semana tiene una programación especial bastante interesante:

http://www.rtve.es/rtve/20170324/rtve-levanta-telon-programacion-dedicada-dia-del-teatro-centenario-buero-vallejo/1509900.shtml

viernes, 24 de marzo de 2017

Amorcito

El amor todo lo puede y da fuerza y energía para lograrlo.  Bonito vídeo para el fin de semana.

martes, 21 de marzo de 2017

Día Internacional de la Poesía

El día 21 de abril se celebra el Día Internacional de la Poesía que coincide con la recién estrenada primavera. Qué mejor forma de celebrarlo que con Juan Ramón Jiménez y este breve poema de primavera. 
¡Feliz día de la poesía y feliz primavera!


lunes, 20 de marzo de 2017

Día de la Tradición Oral

El 20 de marzo se celebra el Día de la Tradición Oral. Es algo muy arraigado en nuestra cultura familiar y popular. Cada vez más hay contadores o cuentistas que se dedican a fomentar entre los niños y también entre los  adultos esta forma de cultura. 

jueves, 16 de marzo de 2017

"Mi nombre es Lucy Barton" E. Strout


  • "Mi nombre es Lucy Barton"
    Elizabeth Stout
    Ed. Duomo

    En una habitación de hospital en pleno centro de Manhattan, delante del iluminado edificio Chrysler, cuyo perfil se recorta al otro lado de la ventana, dos mujeres hablan sin descanso durante cinco días y cinco noches. Hace muchos años que no se ven, pero el flujo de su conversación parece capaz de detener el tiempo y silenciar el ruido ensordecedor de todo lo que no se dice.


    En esa habitación de hospital, durante cinco días y cinco noches, las dos mujeres son en realidad algo muy antiguo, peligroso e intenso: una madre y una hija que recuerdan lo mucho que se aman.
    Lucy está sola en el hospital tras una operación, vive lejos de su familia a la que hace años que no ve. Ha ido creando su propia historia, ha escrito cuentos, ha empezado a publicar, ha salido de la pobreza, es una mujer inteligente, sensible y creativa. 
    Su madre va a visitarla y le hace compañía durante cinco días. La madre una persona de pocas palabras, austera y dura, resignada, que no duerme y vela a su hija con gran paciencia. Y a partir de esta situación hablan, y ella reflexiona, opina, dice y se desdice, los tiempos se mezclan y la novela salta atrás y adelante al hilo de los recuerdos y de la conversación durante cinco días con sus noches. Son confidencias, recuerdos, chismes y referencias de la vida normal y corriente de dos personas normales y corrientes que hurgan en su soledad, en su pasado y en su presente para intentar ordenar el sentido de sus vidas, sobre todo el de Lucy, durante y después del encuentro.
    La autora con una gran sensiblildad permite extraer de cualquier detalle, de los temas pequeños o mínimos que hacen o forman nuestra vida y que sirvan para resurgir y buscar un mejor futuro. Es una breve novela que hace reflexionar al lector sobre sus relaciones familiares más oscuras. En mi opinión falta que los personajes muestren sus emociones o sentimientos.

sábado, 11 de marzo de 2017

Centenario

En 2017  se celebra el centenario del nacimiento de la gran escritora Gloria Fuentes. Siempre se ha dicho que escribía para niños, creo que escribía para todos, o principalmente para adultos pero siempre desde el humor y la ternura. Este poema es una preciosa autobiografía en un tono bastante irónico, divertido y muy poético.



Autobiografía


Gloria Fuertes nació en Madrid
a los dos días de edad,
pues fue muy laborioso el parto de mi madre
que si se descuida muere por vivirme.
A los tres años ya sabía leer
y a los seis ya sabía mis labores.
Yo era buena y delgada,
alta y algo enferma.
A los nueve años me pilló un carro
y a los catorce me pilló la guerra;
A los quince se murió mi madre, se fue cuando más falta me hacía.
Aprendí a regatear en las tiendas
y a ir a los pueblos por zanahorias.
Por entonces empecé con los amores,
-no digo nombres-,
gracias a eso, pude sobrellevar
mi juventud de barrio.
Quise ir a la guerra, para pararla,
pero me detuvieron a mitad del camino.
Luego me salió una oficina,
donde trabajo como si fuera tonta,
-pero Dios y el botones saben que no lo soy-.
Escribo por las noches
y voy al campo mucho.
Todos los míos han muerto hace años
y estoy más sola que yo misma.
He publicado versos en todos los calendarios,
escribo en un periódico de niños,
y quiero comprarme a plazos una flor natural
como las que le dan a Pemán algunas veces.


miércoles, 8 de marzo de 2017